Recent Posts

    Sorry, no posts matched your criteria.

MI HISTORIA

IMG_2056

Nunca pensé estudiar nutrición. Creo firmemente que la vida te lleva por el camino que debes estar para cumplir la misión por la que nacemos.

Siempre me interesó mucho el tema de la felicidad, los que me conocen saben lo filosófica que me ponía con este tema. Pero poco a poco he ido viendo la vida de una manera más sencilla. Y es que la felicidad es el cuidado continuo de la nutrición del cuerpo y del alma. Ojo, la felicidad no es el resultado final, es el camino del día a día que cuidamos nuestro cuerpo y corazón.

Estudié a mis 18 años fotografía en Argentina y a los 19 años empecé la carrera de psicología clínica. Terminé haciendo una especialización en psicología general y decidí cambiarme a la carrera de nutrición.

¿Por qué? Pues la vida me hizo el llamado. Personas me dieron consejos, pero más que nada un día caminando en Miami vi la portada del libro “Eat fat get thin”. Y wow, me quede impactada.

A los 13 años estuve a inicios de la anorexia (nunca llegué a verme anoréxica) pero llegué un día al hospital por desmallarme por sólo comer 1 vez al día durante meses. ¡¡Cuánto tiempo restringí a mi cuerpo de comer y ese libro me decía que coma y adelgazaría!!

Me llamó mucho la atención, así que decidí investigar más del tema. Luego, un día me llegó un mail desprevenido acerca de una certificación de health coach de salud integral. Y pues me gustó y la hice, durante 1 año aprendí que la salud va mucho más allá de lo que entra a nuestra boca y me di cuenta el por qué la vida me impulsó a cambiarme de la carrera de psicología a nutrición. ¡¡Y es que ambas van de la mano!!

Empecé a nutrir mejor a mi cuerpo, a amarlo y aceptarlo. ¡¡¡Probé vegetales y frutas que antes nunca había visto ni sabía que existían, y wow!!! Que hermosa es la tierra. Es que gracias al suelo podemos tener tanta riqueza y variedad de alimentos que hacen bien a nuestra salud.

En realidad, me puse a dieta, pero no el tipo de dieta que normalmente se conoce.

Me puse a dieta de:

* Pensamientos negativos ó autodestructivos

* Personas con malas intenciones

* Lo que me quitaba mi paz

* Los malos vicios (fumaba cigarrillos antes)

* Dietas restrictivas

Desde que noté que tenía el poder de todas mis acciones y de qué permitía entrar a mi cuerpo y alma, mi vida tomó un rumbo diferente.

Como les comentaba, la felicidad es un camino y no un destino. Por eso sigo trabajando en ella todos los días, habrá altos y bajos, pero siempre de ambos se sacarán enseñanzas.

La nutrición es hermosa dependiendo del punto de vista que la mires. Esta es mi historia muy resumida y de seguro tienes la tuya. Si te gusto este post, me encantaría que compartas tu historia en Instagram con el hashtag #familiahealthyfood así puedo conocerte mejor y apoyarte en tu camino!

Si yo puedo tú puedes. Con almas y barriguitas llenas, el mundo será un mejor lugar.