Recent Posts

    Sorry, no posts matched your criteria.

10 cosas por renunciar para ser feliz

1. Renuncia al miedo de equivocarte

Los errores no son un impedimento para conseguir lo que sueñas.
Yo soy un ser humano, tu eres un ser humano. TODOS cometemos errores, pero lo importante es que sepas que estos errores no te definen, sino que son las levantadas las que determinan tu interior.

Quiero que veas a los errores como un aprendizaje que la vida te regala, mas no son un castigo. Ponte a analizar que sin ellos, probablamente no fueras quien eres el día de hoy.

Es como ir al gimnasio, las pesas fortalecen el músculo y en la vida los errores ó caídas fortalecen el alma. No los ignores, ámalos y aprende de ellos.

2. Renuncia a no aceptarte a tí mismo ni creer en tí

Desde pequeños nos enseñaron a que si hacíamos las cosas que nos decían recibíamos a cambio un regalo, una felicitación o un detalle de cariño. Como por ejemplo, cuando un hijo mete un gol el padre dice “ESE ES MI HIJO!”. Pues así es como sobreentendemos en nuestra niñez que los logros, ya sean los personales o del gusto de otra persona, llevan a que los demás se sientan orgullosos de nosotros, sintiéndonos entonces amados y aceptados.

Pero no podemos vivir siempre luchando por ser aceptados por el resto. Al vivir haciendo lo que los otros esperan de ti dejas a un lado quien realmente eres. Vale la pena eso?

Permítete encontrarte, date el mismo tiempo para entablar una relación de amistad contigo mismo como lo haces con otras personas. Pregúntate qué realmente te gusta, qué es lo que siempre quisiste hacer, qué no te gusta, en qué puedes cambiar, etc.

Cuando tengas las respuestas, ten el valor de aceptarlas, y creer en ellas. En el momento en que confías en ti mismo y en tus sueños todo se va a alinear de tal manera de que cumplirás lo que te propongas.

Por ejemplo cuando una persona viaja planea con anticipación dónde quiere ir y qué necesita para llegar a ese lugar. Así mismo, cómo vas a saber a dónde quieres llegar si no sabes qué es lo que amas o quieres de tu vida?

IMG_3568

3. Renunciar a la expresión “Tengo que”.

Varias veces durante el día repetimos “tengo que estudiar” “Tengo que ir al gimnasio” “tengo que ir a trabajar” ,etc. Eliminar la expresión “Tengo que” te va a liberar de todas esas presiones que te auto-impones y que incluso en las ocasiones que no llegas a lograrlas te auto-castigas.

Te invito a reemplazar el “tengo que” por decir “Elijo”. Así todo lo que hagas será elección propia, lo cual al final del día te dará un sentimiento más gratificante y pleno que el haber cumplido algo que debías por obligación.

Es como querer subir una montaña con mil maletas en la espalda. ¿Qué tal si le pides ayuda a la persona que te acompaña para que así sea menos pesado el camino?

5. Renuncia a ver los defectos de los demás

Quiero que hagan un ejercicio de que en el momento en que señalan a alguien para criticarlo solo un dedo va hacia la persona y tres dedos nos señalan a nosotros mismos.
Normalmente cuando nos molesta algo de los demás es porque ese defecto lo tenemos nosotros. Por eso, es importante entender que todos tenemos defectos, nadie es perfecto.

Entender esto te va a liberar de un gran peso de encima, porque al ver a todos como seres humanos mortales podrás no esperar demasiado de algo y evitar la decepción. Así, en el momento en que hagan algo inesperado ganas alegría.

6. Renuncia a callar tu alma llenando tu cuerpo de cosas materiales

El marketing y la sociedad constantemente quiero hacernos pensar que nos hace falta algo para ser perfectos. Esto nos lleva a confundir el hambre espiritual con el hambre física ó material.

Poco a poco nos vamos olvidando de atender los asuntos internos por enfocarnos en que lo externo luzca perfecto. Tapar nuestras emociones con cosas materiales ó comida solo lleva a la larga a una desesperación interna. Por eso te invito a que tengas por lo menos 1 momento en el día en que te preguntes a ti mismo si realmente estás haciendo lo que amas y lo que llena tu corazón. Si la respuesta es no, date tu tiempo.

Algunas veces escucharse a uno mismo sin fingir estar bien puede asustarte al principio. Amarte tal y como eres es el primer paso para poder aceptar tu realidad y mejorarla.

10. Renuncia a dejarte en el olvido

Tu eres importante. Tu felicidad es importante. Date tu tiempo para poder conocerte a ti mismo y qué es lo que te hace feliz. Decir adiós a lo que te entristece puede ser un poco difícil y triste, pero lo importante es que entres en un estado de conciencia en donde sabes qué es lo correcto para ti.

No ignores lo que tu corazón te habla constantemente. La vida te traerá lecciones hasta que logres tomar en cuenta lo que tu alma lleva tiempo queriéndote expresar. Cuando empiezas a aceptarte a ti mismo y creer en ti, todo se alineará hacia tu misión de vida.

4. Renuncia a callar lo que sientes y piensas

Todos alguna vez en nuestra vida hemos sentido rabia, tristeza, felicidad. Pero debes de tener en cuenta de que toda emoción es sincera, y quiere comunicarte algo. En el caso de una emoción sea negativa, como por ejemplo la rabia, si no se expresa y se guarda se va acumulando en nuestro cuerpo y se guarda en nuestro interior en forma de rencor, amargura o decepción.

Es por eso que hay encargarnos de nuestras emociones es muy importante. Por qué guardar una emoción si tenemos la opción de poder hablarlas y así sacarnos un peso de encima?

amarnos significa apoyarnos en los demás también, en saber recibir al igual que dar.

7. Renuncia a maximizar problemas pequeños por maximizar detalles positivos

Tendemos a enfocarnos en lo que nos sale mal en el día. Por eso te invito a que la final de cada día antes de dormir pienses en 3 cosas positivas que pasaron en tu día o tienes en tu vida. Así no das espacio a pensar en lo negativo sino en lo positivo. Poco a poco se volverá un hábito y cultivarás una actitud de gratitud y positivismo.

8. Renuncia a decir “Sí” a todo

Enfócate en lo que quieres y en todo lo demás que sea un obstáculo ó un gasto de tu energía innecesario sácalo del camino. Ya sean los:

1. Vampiros de energía: personas que solo te hablan de cosas negativas y sientes que te desgastan y no te traen nada positivo en tu vida, mas que desánimo y tristeza.

2. Comidas que te hacen doler el estómago

3. Actividades que odias hacer

4. No descansar por salir a lugares que no quieres ir realmente

9. Renuncia a la queja

Las personas que tienden a ser más infelices es porque creen que el problema está en el exterior ó que la culpa es del resto menos de uno mismo. Ojo, no impulso el sentirse culpable por todo, pero vivir de quejas por las situaciones externas de la vida no soluciona nada.


Asumir la responsabilidad de que la vida puede ser un desastre pero aún así trabajar en tu interior y en tu paz sumará la alegría y amor diario que necesitas. Llenarte de quejas algunas veces puede inconscientemente llevarte a ignorar lo importante que tienes y enfocarte en todo lo que está mal.

Si nos repitiéramos las cosas positivas que tenemos en nuestra vida la misma cantidad de veces que nos quejamos por lo que nos va mal, entonces sentiríamos a nuestra vida como una bendición.

Hecharle la culpa a lo externo no solucionará tus problemas. Ver la situación desde un punto de vista como oportunidad cambiará tu vida y tu salud.

Cuando te quejas abres la puerta a la aceptación de que no hay nada más que hacer y cierras las puertas al positivismo. Existen también quejas luchadoras, las cuales sirven para motivar un cambio y mantenerte entusiasmado por querer salir de la rutina y del engaño. Pero hay otro tipo de quejas redundantes que son un círculo vicioso que simplemente alimentan a nuestro ego de querer excusarnos de nuestra situación actual.

Post a Comment